Brasil, me quito el sombrero

El conocimiento habla, pero la sabiduría escucha. J. Hendrix

Simple. Así debe de ser el conocimiento. Ahondar en ello, sería pretencioso, sería absurdo. Uno debe de entender lo que piensa y lo que sabe a la par de entenderse a uno mismo. La simpleza puede generar los mejores resultados creativos, aquello que está todo el tiempo presente pero al cual nunca le ponemos atención.

Para la mayoría de los países con rezago educativo, intentar crear modelo educativos o siquiera económicos que reconozcan la sustentabilidad del propio lugar en base a las cultural mal llamadas populares o a los pueblos indígenas o que decir del turismo, es un desafío aún para el siglo XXI. Por ejemplo, en México se llevan a cabo entre 4 y 5 conciertos masivos en la principal plaza del país y del Distrito Federal, mejor conocida como Zócalos. Dichos conciertos pertenecen a géneros conocidos, sin embargo, anuncian con tal maravilla al evento como un epitafio de la moda y la diversión, aún a pesar que existen lugares en que las condiciones educativas no pueden siquiera otorgar lugares aptos para la impartición de cátedras ya no pensemos a nivel universidad, sino de la primaria!! Los conciertos, en los cuales se gasta más del presupuesto anual otorgado al país en 3 años, genera un estatus de pan y circo para el pueblo.

chayanne-zocalo-619x348

Por otra parte, existen subvenciones que otorgan los estados para el emprendimiento cultural, sin embargo la principal fuente de éstos provienen de la iniciativa privada. En un vaivén de oportunidades, qué necesidad hay de otorgar dichos patrocinios cuando el estado no puede reconocer y armar proyectos de gestión cultural, de turismo y de reconocimiento del patrimonio artístico y cultural del país?

Las esferas sociales están por todos lados. Aún seguimos pensando que somo dueños de todo y de nada. Creemos que podemos pisotear al otro, que podemos otorgar distanciamientos en vez de ayudar al que lo necesita. Vivimos en un sitio y cuando nos conviene somos nacionalistas, cuando no, nos volvemos autosustentables y hasta dueños de nuestra vida y del rumbo que queremos tomar. Por ahí dicen NO ES QUE LAS PIEDRAS SEAN MUDAS, ES QUE GUARDAN EL SILENCIO.

La diversidad que se da en las ciudades genera un marco complejo de proximidad y distancia que varía según los protagonistas, el tipo de espacio en el que nos encontramos, las necesidades de sociabilidad que hay que cubrir, el proceso desigual de ajuste mutuo y las dinámicas sociales que así se generan. A menudo opera un sentido común que opone las problemáticas concentraciones mas o menos etnificadas a una valoración a priori más positiva de la copresencia de los espacios públicos. sin embargo ésta generalización no parece responder a la realidad. Ni toda copresencia genera una convivencia tranquila y tolerante, ni toda concentración étnica conlleva los problemas y los efectos negativos que se asigna. Nos hace falta un análisis más concreto y complejo.

De acuerdo con Rémy (1990)*, la ciudad cosmopolita requiere espacios públicos de diferentes tipos: unos generales, compartidos por todos, son lugares de agregación y cohesión, otros, específicos, lugares de recreación de la sociabilidad propia de determinados grupos y, por lo tanto de cierta distancia respecto a otros. Sin embargo, la combinación armónica de éstos elementos no parece algo sencillo. Ambos se fundamentan sobre un tipo diferente de derecho al espacio.

No podemos voltear la hoja, debemos aprender a convivir, pero debemos exigir a nuestros dirigentes políticos, cierta sociabilidad cultural, no espectacular, no de moda, no de popularidad, sino de conocimiento y entendimiento, primeramente de nuestro entorno, de nuestro país por qué no?

Voy a dejar un artículo de la Bofetada cultural que dio Brasil sobre el caso de la Amazonas. Hablando al respecto de la identidad, de los espacios, del derecho de suelo y sobre todo del nacionalismo. Me pareció importante establecer, entre todos los criterios que describe dicho artículo/entrevista/modo que no debemos alejarnos de lo que realmente somos. No podemos olvidar la manera en como Estados Unidos una y otra vez ha tratado de alterar los órdenes de gobierno de diversos países, recordemos a Siria, Palestina, Rusia, Islas Malvinas, etc.

Aquí el link:

http://www.salta21.com/Educadisima-bofetada-de-Brasil-al.html

brasil-agricultura-655x438

Si la concentración de un gobierno de primera no enmarca la perdurabilidad de una educación de calidad a un país de tercera, qué podemos esperar de los países que nos han vendido la idea del desarrollo en modelos europeos o de la descentralización de los gobiernos infiltrados por medio de asesorías como la de las propias organizaciones?

Febrero 11, 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s