un peregrinaje caótico

Siempre es lo mismo.

La fe.

Aquello que todo termina y se disfraza de una mirada ciega ante los problemas, ente los actos heróicos o los milagros guadalupanos.

Viernes. 4 horas de tráfico de Toluca a la ciudad de México por las peregrinaciones llenas de imágenes alusivas a la virgen. Un día antes había visto en el Sam’s Club, 6 cajas de galletas por $149,00 pesos… de esa imagen popera de la viergen, entre caricatura y animé japonès, entre la soberbia y oraciones pidiendo por seguir siendo una mujer bellas o que te cuide los animales.

Es acaso que la fe se ha convertido en mercadotecnia?

Es que acaso la iglesia ha perdido la idea de los franciscanos de no dinero y si sufimiento?

Es acaso que la FE se ha convertido en un dilema para pagar los costosos trajes de los papas en el Vaticano?

En fin.

Domingo. Salí 3 veces de mi departamento, las 3 veces pasé por calzada de Tlalpan, las 3 veces vi miles de peregrinos caminando. Unos cansados, otrso alegres, la mayoría borrachos.

Otras tantas personas en forma de mandas les daban comida, bebida, naranjas, los apoyaban.

Un día antes un temblor de 6.8 sacudió la tierra. Trepiratorio, Oscilatorio.

48 segundos duró, fueron los 48 segundos más tormentosos de un movimiento telúrico que yo he sentido. La casa se sacudía y mi perro a manera de complicidad no se explicaba lo que sucedía. Acababa de llegar de casa de mis padres, mi pareja y uno de mis amigos habían ido a comprar material para una maqueta… Todo era pensamientos aislados.

Luego las noticias nos hablaban de los pregrinos otra vez. Carajo!! no sabes que la tieera tembló? me preguntaba una y otra vez. No, no lo sabían o no lo querían saber, un aventurado más radiofónico dijo: es que la virgen nos cuidó.

Tal vez.

O simplemente hemos hecho caso omiso a todo lo que ha sucedido en desastres naturales. Guardar la calma. No corro, no grito, no empujo.

Los que iban ese día sobre tlalpan gritaban.

No corrian, caminaban, pero a su paso la basura cecía.

No empujaban, pero les decían a sus hijos de escasos 5-6 años que caminaran rápido, porque tenía que ir a decirle a la virgencita un “GRACIAS”

Dudo que los niños supiera el “POR QUÉ”

Los ruidos de los “cuetes” toda la noche.

A la mañana siguiente, no nos hablaban de precaución para los temblores.

Pero si nos decían que el pueblo mexicano era Guadalupano, que los banqueros no abrirían, algunos de asueto y otro más, que los favores otorgados habían sido pagados por la FE guadalupana.

Basura.

Contaminación.

Y uno que otro disparate sobre la fe católica.

Y los padres pederastas?

Recuerdo a mi excelente maestra de Historia de la prepa.

Le tenía una fe enorme a la Virgen, pero decidió dejarla cuando supo que en el mito decía que eran rosas de castilla lo que llevaba la virgen en su ayate… y en el Tepeyac nunca se han dado las rosas, menos de castilla.

Aqui unas imágenes del 11 de diciembre

http://www.chilango.com/restaurantes/nota/2011/12/13/guadalupanos-en-imagenesGuadalupanos en imágenes

y aquí una nota interesante sobre el mito

http://mexico.cnn.com/opinion/2011/12/12/opinion-la-historia-y-mitos-de-la-virgen-de-guadalupe

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s